Regrese a Ministerios Cristianos Alamo En Línea

Cuidado de recibir bendiciones del Vaticano-su Clergio-especialmente sus Papas

El papa Pío IX le envió la Rosa de Oro (“bendiciones”) al Rey de las Dos Sicilias, y en menos de un año perdió su corona y su reino.

El mismo papa le envió sus “bendiciones” al Káiser de Austria, y en menos de un año perdió a Venecia y sufrió derrota en Sadowa.

El mismo papa le envió la Rosa de Oro (“bendiciones”) a la Reina Isabela de España, y en poco tiempo perdió su corona y murió exiliada.

Él le envió su Rosa de Oro (“bendiciones”) a la Emperatriz Eugenia de Francia, y en menos de un año, el Emperador y la Emperatriz perdieron sus coronas; luego, ambos murieron en el exilio y su único hijo fue asesinado por los zulúes en África.

La Princesa Heredera de Brasil fue “bendecida” por el papa, y por consiguiente su bebé nació deforme, y ella murió exiliada.

El papa “bendijo” al Emperador de México, Maximiliano. Su pueblo lo destronó y lo asesinó.

El papa “bendijo” a la viuda del Emperador. Ella se convirtió en una maniaca rematada y murió exiliada.

El papa “bendijo” a un barco lleno de monjas en camino a Sudamérica en 1870. Nunca llegó a su destino, pereciendo cada alma.

El papa “bendijo” al General Boulanger y en menos de dos semanas fue exiliado; luego, cometió suicidio.

La Sra. Sherman, la esposa del General Americano Sherman, recibió la Rosa de Oro (“bendición” del papa). Comprobó ser fatal, y ella murió pronto después.

En 1895, el arzobispo de Damasco, en Vitoria, le dio las “bendiciones” del papa a las tropas y a las armadas españolas, por consiguiente, España perdió dos armadas y dos ejércitos.

En 1897, el nuncio papal “bendijo” la gran venta “Benéfica” en Paris. Dentro de cinco minutos, se incendió y murieron casi 150 de la aristocracia, incluyendo la hermana del Emperador de Austria.

La pobre Emperatriz de Austria recibió la Rosa de Oro (la “bendición” del papa). Fue su sentencia de muerte. Ella fue asesinada en Suiza (su único hijo había cometido suicido previamente y su sobrino subsecuentemente perdió su trono; y hasta Austria ha dejado de existir como un imperio).

El Rey Eduardo VII de Bretaña visitó al papa y recibió, como señal de favor, una fotografía firmada por el Papa Leo XIII. De pronto vino la noticia de un retorno de las tropas británicas en Somaliland, y la salud del rey empezó a fallar y nunca fue restaurada.

El papa “bendijo” al Lord Denbigh, el enviado especial del soberano británico. Ese mismo día sucedió desastre para el ejército británico en Sudáfrica—el Lord Methuen fue herido severamente, y los papistas del Parlamento aclamaron las noticias.

La Princesa Ena de Battenberg recibió la “bendición” del papa sobre su perversión y matrimonio en 1923. Dentro de quince días, escasamente escapó la muerte por manos de un anarquista católico romano, sucumbiéndose trece víctimas desafortunadas, y otros ochenta heridos. Su vestido de novia estaba salpicado de sangre. Por lo menos uno de sus hijos fue afligido corporalmente. El 29 de mayo, 1923, el papa le dio la Rosa de Oro (su “bendición”) a la Reina de España (la Princesa Ena de Battenberg). En mayo, 1931, ella con su marido, el Rey Alfonso XIII, perdieron su trono y huyeron de España.

El papa “bendijo” a la Reina Natalie de Servia sobre su perversión en 1906. Ella terminó sus días como fugitiva en el exilio, su único hijo, el rey, fue asesinado.

La Reina de Portugal, una de las Orleáns, fue “bendecida” por el papa. Su marido, el rey, y su hijo mayor fueron asesinados junto a ella en un coche, y ella y su hijo sobreviviente escaparon como exiliados a Inglaterra, destronados. Portugal ha sido una república desde entonces.

En 1912, el papa “bendijo” al Titanic, y se inundó en su primer viaje.

En 1914, un rico terrateniente inglés, Dyer Edwards, se convirtió papista. En 1916, él fue a Roma, fue “bendecido” por el papa, y dentro de cuatro días murió.

En 1928, el papa “bendijo” el zeppelín Italia y le dio una cruz para colocar en el Polo Norte. El resultado fue fatal. El zeppelín zozobró y se quebró en dos—mitad de su equipo fue perdido mientras que el General Nobile fue herido severamente y luego censurado por un comité italiano. Fue el fiasco más grande de ese tiempo.

Después que Mussolini asesinó al pueblo de Abisinia y saqueó su país, el papa “bendijo” a los italianos como “un pueblo grande y bueno.” Mussolini llegó a un fin deshonroso y fue ahorcado cabeza abajo y su cuerpo mutilado.

El 2 de julio, 1963, el Presidente Kennedy de los EE.UU. fue recibido y “bendecido” por el Papa Pablo VI. Él fue asesinado en Texas en noviembre de ese año.

En 1964, el Papa Pablo le presentó la Rosa de Oro (su “bendición”) a Belén. En 1967, el enemigo de Israel, el anticristo, el Vaticano en Roma, atacó la Santa Ciudad de Jerusalén, hollando a Belén.

Un ejemplo clásico de cómo las bendiciones del papa maldicen en vez de bendecir, es el de Pakistán y la India. Unos años atrás, el papa visitó a estos dos países desafortunados. Aunque es verdad que el hambre y la inundación no son extranjeras en estos dos países, el hecho es que ningún desastre en nuestro tiempo fue tan intenso y destructivo como las inundaciones que ocurrieron en esos países en el año 1970, a excepción de la presente epidemia de cólera.

Uno puede seguir enumerando casos como los de arriba, pero hay suficientes alistados aquí para comprobar que no son casualidades. Ahora, ¿qué de las MALDICIONES de los papas? Sí, salen en reverso, como demostrarán los siguientes ejemplos.

El Papa Pío IX maldijo al Rey Victor Emmanuel, el libertador de Italia, y también al gobierno italiano que libró a Italia y a Roma su capital. El resultado ha sido el surgimiento de Italia al estado de una nación civilizada moderna, y sufriendo sólo un retraso cuando el papa bendijo a Mussolini y a sus tropas.

Garibaldi fue excomulgado por el papa por todos sus esfuerzos patrióticos, especialmente el derrocamiento del Reino de las Dos Sicilias. Él se convirtió en el héroe de Italia, cuyo nombre era, y es, venerado por todas partes, a quién le edificaron monumentos majestuosos.

Las maldiciones papales, que los papas le apuntaron a Henry VIII, la Reina Elizabeth, Sir Francis Drake y sus hombres festejos, conllevaron innumerables bendiciones sobre Inglaterra, mientras que al mismo tiempo, Irlanda fue bendecida por el “Hombre de Pecado” y aún está sufriendo las consecuencias hoy día.

No hay ni que decir que todos los que aprecian sus vidas y sus almas deberían de rehuir al Vaticano y al papa como veneno y no tener ninguna comunicación ni negocio con Roma.

La Biblia, la Palabra de Dios dice, “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo” (Hechos 16:31). El Señor Jesucristo es la completa Palabra de Dios (Juan 1:1, 14, Ap. 19:13). Cree en la completa Palabra de Dios y serás salvo. Todos los que son nacidos de nuevo del Espíritu tienen a Cristo con el Padre por el Espíritu viviendo en ellos (Juan 3:3-7, Col. 2:9-10). Este don, este milagro de vida eterna puede ser tuyo inmediatamente diciendo esta oración:


vuelva arriba

Oración

Mi Señor y mi Dios, ten misericordia de mi alma pecadora.1 Yo creo que Jesucristo es el Hijo del Dios Viviente.2 Creo que Él murió en la cruz y derramó Su preciosa sangre por el perdón de todos mis pecados. 3 Creo que Dios resucitó a Jesús de entre los muertos por el poder del Espíritu Santo4 y que Él está sentado a la mano derecha de Dios en este momento, escuchando mi confesión de pecado y esta oración. 5 Abro la puerta de mi corazón, y Te invito en mi corazón Señor Jesús. 6 Lava todos mis pecados sucios en la preciosa sangre que Tú derramaste por mí en la cruz del Calvario. 7 Tú no me rechazarás, Señor Jesús; Tú perdonarás mis pecados y salvarás mi alma. Lo sé porque Tu Palabra, así lo dice. 8 Tu Palabra dice que Tú no rechazarás a nadie, y eso me incluye a mí.9 Por eso, sé que me has escuchado, sé que me has contestado, y sé que soy salvo.Por eso, sé que me has escuchado, sé que me has contestado, y sé que soy salvo.10 Y Te doy gracias, Señor Jesús, por salvar mi alma, y Te mostraré mi agradecimiento haciendo como Tú mandas y no pecar más. 11


Usted acaba de completar el primer paso en una serie de cinco pasos que se requieren para recibir la salvación. Su segundo paso es negarse a sí mismo y aceptar la cruz cada día con el propósito de mortificarse, es decir, para darle muerte a su propia voluntad, a su ser autosuficiente, y al mundo con todos sus deseos. Todos estos tienen que ser bautizados en la muerte de Cristo. El tercer paso es su resurrección de la vida satánica de Adán a la vida libre de pecados de Cristo. El cuarto paso es su ascensión a una posición de autoridad para reinar por Dios en la tierra, y el quinto paso es reinar por Dios en la tierra hasta el fin con el propósito de traer el reino del Cielo a la tierra. Usted tiene que aprender la Palabra de Dios, luego someterse y hacer lo que la Palabra dice, para que la Iglesia y el mundo puedan ver pruebas de su sumisión a la Palabra de Dios, Su orden, y Su autoridad en usted y por usted.
Alabado sea el Señor. Que Dios lo recompense abundantemente.

Pastor Mundial Tony Alamo


Los programas de radio del Pastor Tony Alamo se pueden oír por todas partes en los Estados Unidos, Canadá, y a través del mundo. Para recibir información acerca de la estación de radio en su área donde puede escuchar al Pastor Alamo, mándenos un correo electrónico a info@alamoministries.com o un fax al 479-782-7406. Explore el sitio de Web del Pastor Alamo, www.alamoministries.com, o escuche sus mensajes en www.wmqm1600.com.

Gane almas. Sea un distribuidor de la literatura y cassettes evangélicos del Pastor Alamo. Envíenos su correo electrónico para información a info@alamoministries.com, o un fax al 479-782-7406 con su solicitación.


Tony Alamo, Pastor Mundial,

Santa Iglesia Cristiana Alamo

P. O. Box 6467, Texarkana, Texas

75505 U.S.A.

Línea telefónica de veinticuatro horas para oración e información: (479) 782-7370 • Fax (479) 782-7406

www.alamoministries.com

Ministerios Cristianos de Tony Alamo proporciona alojamiento para todos aquellos que verdaderamente desean servir al Señor con todo su corazón, toda su alma, mente, y fuerza.

Servicios cada noche a las 8 P.M. y domingos a las 3 y a las 8 P.M. en las siguientes localidades:

Área de Los Angeles: 13136 Sierra Hwy., Canyon Country, CA 91390, 4401 Windsor Dr., Fort Smith, AR 72904

También hay servicios en Elizabeth, Nueva Jersey, y a quince minutos sur de Texarkana, AR. Llame para las localidades.
CENAS SERVIDAS DESPUÉS DE CADA SERVICIO

Transportación gratis de ida y vuel ta a los servicios provista en la esquina de 5th y Broadway, Los Angeles, California, diariamente a las 5:30 P.M., domingos a las 12:30 P.M. y a las 5:30 P.M. Hollywood Blvd. y Highland Ave., Hollywood, California, diariamente a las 6:30 P.M., domingos a las 1:30 P.M. y a las 6:30 P.M.

Solicite el libro del Pastor Alamo titulado, El Mesías, mostrando a Cristo del Antiguo Testamento revelado en más de 333 profecías. Mensajes en cinta también están disponibles.

ESTA LITERATURA LLEVA EL VERDADERO PLAN DE SALVACIÓN (Hch. 4:12). NO LA TIRE, PÁSESELA A OTRO.

Aquellos de ustedes en otros países, les animamos a que traduzcan esta literatura en su lengua materna.

Si la reimprimen, favor de incluir este derecho reservado y registro:

© Propiedad literaria abril, 2005 Todo derecho reservado Pastor Mundial Tony Alamo ® Registrado abril, 2005

Tony Alamo Christian Ministries Worldwide is a division of Music Square Church, Inc.


Spanish - Beware Of Receiving Blessings From The Vatican–Its Clergy–Especially Their Popes


Notas de la Oración: vuelva arriba

1. Sal 51:5, Ro. 3:10-12, 23 vuelva

2. Mt. 26:63-64, 27:54, Lc. 1:30-33, Jn. 9:35-37, Ro. 1:3-4 vuelva

3. Hch. 4:12, 20:28, Ro. 3:25, 1 Jn. 1:7, Ap. 5:9 vuelva

4. Sal. 16:9-10, Mt. 28:5-7, Mr. 16:9, Jn. 2:19, 21, 10:17-18, 11:25, Hch. 2:24, 3:15, Ro. 8:11, 1 Co. 15:3-6 vuelva

5. Lc. 22:69, Hch. 2:25-36, He. 10:12-13 vuelva

6. Ro. 8:11, 1 Co. 3:16, Ap. 3:20 vuelva

7. Ef. 2:13-22, He. 9:22, 13:12, 20-21, 1 Jn. 1:7, Ap. 1:5, 7:14 Ef. 2:13-22, He. 9:22, 13:12, 20-21, 1 Jn. 1:7, Ap. 1:5, 7:14 vuelva

8. Mt. 26:28, Hch. 2:21, 4:12, Ef. 1:7, Col. 1:14 vuelva

9. Ro. 10:13, Stg. 4:2-3 vuelva

10. He. 11:6 vuelva

11. Jn. 8:11, 1 Co. 15:10, Ap. 7:14, 22:14 vuelva

vuelva arriba